viernes, 27 de febrero de 2009

Educación sensual

“Prepárate para salir al mundo”, decía el anuncio en la entrada. Las rejas, las cámaras de seguridad, los sensores de movimiento y los guardias protegían esa universidad privada de cualquier peligro del mundo real. Dentro de la fortaleza de cristal y fibra óptica no había frio, ni calor, ni suciedad, ni desorden.

A las 6.30 de esa mañana la entrada se abrió para Laura como por encanto de su figura sensual. Con rejas o sin ellas, no había puertas que se le resistieran. Los guardias saludaron a la profesora y siguieron con la vista el balanceo de las caderas mientras soñaban con lo inalcanzable. Hasta su sombra era provocativa, exagerada por los caprichosos ángulos de las luces, mientras que el sonido de sus tacos se colaba en los oídos y les sugería atrevidas fantasías.

Tras subir al primer piso, se cruzó con un colega. Carlos, profesor de la carrera de marketing, tenía un cuerpo que se vendía solo. Su mirada se posó sobre la de ella, siguiendo sus delicadas curvas, desnudándola. Se saludaron con un beso, un momento que pareció largo y en que cada uno absorbió la esencia del otro: piel, cabello, la loción de él tras afeitarse, el perfume de ella.

Laura siguió por el pasillo casi vacío, dobló antes de la oficina del rector, la del fondo, entró en el departamento de ciencias sociales y dejó su cartera sobre el escritorio. Sintió la puerta que se cerraba tras ella y la llave que daba dos vueltas. Percibió en su nuca un aroma familiar, mientras las manos la tomaban por la cintura y subían hacia los senos. Los cabellos largos y ondulados se posaron sobre los de Laura. Esos otros labios besaron su hombro, su cuello, y susurraron al oído: “Te extrañé mucho. ¿Cómo te fue en el congreso?”



Laura vio en el reflejo del monitor apagado la imagen de Noelia, su colega y amante, muy buena en ambas facetas. Le tomó una de las manos, llevó otra hacia atrás hasta alcanzar la cintura y la cola de su pareja. “fueron días interesantes, pero me sentía incompleta”. Se volteó y se besaron con el apetito de quien no había probado esos dulces labios en mucho tiempo.



Se desnudaron una a la otra. Noelia barrió con un brazo cuanto había en el escritorio y empujó suavemente a Laura sobre el mismo. Le tomó las muñecas y se las junto más atrás de la cabeza. Mientras la sujetaba suavemente, la comía a besos. Envió con destreza los labios y la lengua a estremecer cada rincón de piel que ya había conquistado y que conocía como suyo. Incluso su piel y su cabello rozaban las teclas del placer de manera precisa. Navegando desde los oídos hasta el cuello y los pechos de Laura, avivó su fuego interno. Al actuar sobre sus pezones erectos, y deseosos, la hizo sentir fuera de este mundo, muerta de amor por la mujer por quien se dejaba saborear.



Cuando Noelia la soltó, Laura se ubicó encima, en una posición 69 donde todo era dar y recibir pasión, deseo que ardía y se alimentaba a sí mismo sin límites. Las dos almas se sintieron unidas en un delicioso maremoto de placer, tras el cual pasaron unos minutos abrazadas, susurrando declaraciones de amor.

Una vez vestidas, se prepararon para comenzar un nuevo día de clases, uno más y uno especial, pues desde ese momento, el escritorio les traería buenos recuerdos. Laura salió al pasillo, saludó al rector, que ya había llegado, y se cruzó con Carlos, que pensó “que buena que está”. El se fue hacia su clase, pensando en alguna estrategia para seducirla mientras el rector lo seguía con la mirada y pensaba “qué bueno que está”. Noelia casi no fue notada al salir con su mejor sonrisa. Tenía perfil bajo, tal vez por eso nadie imaginaba que era quien mejor sabía querer a Laura.


Jorge Fénix


14 comentarios:

Yola Jimenez G -cuentalealayola dijo...

GEnial llegar a su blog. =llegué desde el de Catman
Soy locutora para RadioNocturna.com y me encantaria tener su permiso para leer algunas de sus historias al aire.
mi blog es http://cuentalealayola.radionocturna.com

espero podamos estar en contacto.

Felicitaciones de nuevo, los visitaré seguido.

YolandaJImenez
Mexicali BC Mexico

Tigris dijo...

Yolanda, es un gusto que pases por aqui. Yo puedo hablar por mis relatos solamente, y por los mios no hay problema mientras se mencione mi seudonimo y la dirección de este blog.
Podrás consultar también a los otros autores.
Un beso desde este reino.

Lydia dijo...

Así da gusto estudiar... geniales momentos...

Jorge Fenix dijo...

Yo digo lo mismo, Yolanda. Por mi está bien que leas los míos, mencionando mi blog.
Yo escribo cuentos y poemas de otros géneros también, que están en mis páginas.
Un beso.

Reina dijo...

Uff! ¡Qué bueno Jorge! Sensual, mucho y además me quedo con tres grandes lecciones: la homosexualidad, las "estrategias" y la que "pasa desapercibida", que se lleva la mejor parte...

Besos

Jorge Fenix dijo...

Gracias estimada Reina. Para ser un género nuevo para mi, parece que voy aprendiendo como son las caracteristicas del mismo. Seguiré practicando,claro.
Un beso.

Jorge Fenix dijo...

Lydia: asi también uno empezaría el dia con mucho ánimo, incluso para estudiar. Tal vez me decida por una de esas carreras.
Un beso.

Susy dijo...

Jorge! Donde hay que apuntarse a esos cursos??
Un placer leerte..

Besos dulces..

Jorge Fenix dijo...

Susy, con personajes asi, las clases pueden ser muy interesantes. Ni siquiera importaria mucho cual fuera la asignatura. Gracias por tus palabras.
Un beso.

Pika dijo...

Pasaos por aquí que os hemos dejado un regalito... :D

Saludos!

Esther dijo...

Vengo de leer tu otro relato en autores reunidos y ahora me sorprendes con este también muy bueno. Nadie podía pensar que aquella chica que no llamaba la atención era "la niña de sus ojos" de Laura la más deseada.. Lo que si que me ha sorprendido también es el rector que se fijaba en el otro..:).

A yola yo digo lo mismo que ellos, si se menciona mi blog estoy de acuerdo en que lo lea..

besos

Rebecca dijo...

Oh, esto me recuerda que a veces las apariencias engañan ;)

Sorprendente, Jorge! Este género se adapta bien a ti, felicitaciones.

Sandra dijo...

Simplemente me encantó tu relato.!!

Aun me cuesta escribir algo asi. Por acá en mi país la sociedad mira con recelo a la gente que se atreve con este tipo de relatos.

Pero de que me atrevo, seguro que si.

Felicidades !!

Sandra
http://historiasdeerosyafroditas.blogspot.com/

Jorge Fenix dijo...

Gracias, Esther, Rebecca, Sandra. Son mis primeros pasos en este género y me alegro de que sean obras que les guste leer como a mi me ha gustado escribirlas. Seguiré con otras creaciones de la misma línea.
Besos.

 

Reino de las letras sensuales © 2008. Design By: SkinCorner